El mejor y el peor plato de la noche

En el último desafío los miembros del jurado tras la deliberación, decidieron dejar en el mano a mano final, al mejor y al peor postre de la noche.

Para la prueba de eliminación, los sentenciados (Diego, Alan, Mauricio y Luis) debían preparar un Volcán de chocolate y disponían de un tiempo de 60 minutos, pero, quien lograra terminar antes, ya podía presentar su propuesta por tratarse de un postre que se sirve caliente.

Luis fue quien más inconvenientes demostró al momento de la elaboración, ya que había manifestado que se le quemó el chocolate y  que prefería rehacer todo. Lo que el participante no esperaba era que al pedir a sus compañeros algunos ingredientes, se lo negaran, lo que hizo que tenga que arriesgarse con lo que ya tenía.

Mauricio también se vio en algunos aprietos y recibió algunos tips del jurado al momento en que los Chefs visitaban las estaciones.

Pero para asombro de todos, Luis resultó ser el primero en presentar su Volcán de chocolate, mientras que Mauricio fue el último. Una vez finalizado el tiempo, Rodolfo, Eugenia y José, degustaron los postres y decidieron dejar en el mano a mano final (Mauricio y Luis) al mejor y al peor postre de la prueba de eliminación, una mecánica que sorprendió a los participantes.

Finalmente, fue Eugenia la encargada de mencionar que el mejor Volcán de chocolate era el de Luis y que Mauricio debía dejar nuevamente el delantal y la cocina de MasterChef Paraguay, siendo el eliminado número 13.