Participante

César Ocampos

Tiene 25 años, nació en Itacurubí del Rosario (San Pedro). Criado y mal criado por 3 mujeres; su bisabuela, su abuela y su mamá.

“Comencé a sentir las ganas de cocinar cuando miraba como mi bisabuela cocinaba en su olla de hierro en la cocina a leña que teníamos en la casa. Los domingos en que se quedaba mi mamá, siempre miraba fijamente como cortaba la cebolla, admiraba ver que no la hacía llorar” (risas).

Cuenta que a los 17 años se volvió independiente, “me mudé a la ciudad de Asunción y comenzó la batalla de tener que laburar. Laburar, estudiar; y algunas veces, dormir. Siempre trabajé en lo que se me presentaba, hasta que un día se me dio la oportunidad de trabajar como mozo. Desde ese momento comenzó a ser más fuerte mi interés hacia la gastronomía. Luego por cosas de la vida me metí en la barra, fue otra cosa; otro mundo totalmente desconocido, pero con muchísimo por conocer. Cuando más me gustaba, más investigaba sobre cómo crear cócteles saliendo de lo básico y lo común”.

Participó en una competencia de coctelería a nivel mundial, “representé al país; estuvimos los mejores 60 de todo el mundo, eso cambio mi vida de una manera increíble. Siempre está intacta las ganas de cocinar y demostrar que tanto en la barra y en la cocina no hay límites, que se puede crear y lograr cosas extraordinarios”, finaliza.

Plato estrella: Mariscos.