Participante

Diego Britez

Casado, 32 años, vive en la ciudad de Fernando de la Mora.

Plato de infancia: algún guiso con batata o mandioca.

Trabaja con su papá en negocio familiar.

No es amante de los bichos de mar (no le agrada mucho el olor), pero los hace porque la gente se lo pide, y a su esposa sí le gusta.

Su cuñado estudió en IGA. Le gusta cocinar con fuego, con parrilla. “No cocino con otra persona porque no me gusta que se metan en mi cocina. Nunca cociné con 3 o 4 personas a mi lado”, dice. “Soy argel y medio estricto. Creo en mí”, confiesa.

“No encontrarán a otra persona como yo que sea así de apasionada en la cocina”, asegura.

“Me gusta correr, jugar fútbol, pero lo que me pone la piel de gallina es la cocina”, explica.

Plato Estrella: Lasaña italiana