Participante

Diego Paredes

Paraguayo, tiene 30 años de edad, de profesión abogado. También es bombero voluntario hace 4 años.

Tiene dos hermanos, uno mayor y otra menor que ahora la cuida desde el cielo.

Empezó a tener amor a la cocina y al buen comer gracias a su abuela. Cuenta que ella fue la primera en guiarlos, luego fue su madre y por último su hermana (quien ahora ya no está entre ellos). Habla de que siempre encomienda sus platos y los dedica a ella, ya que si algo le gustaba mucho, era el sabor de las comidas.

Expresa que actualmente sigue cocinando con ganas donde sea que le pidan, ya que para él es todo un gusto y lo llena de satisfacción. Cocina en su casa, en el cuartel, en viajes, casas de amigos, donde sea. “Me encanta todo tipo de comidas exóticas, podría comer lo que sea”, dice.