Participante

Juan Marcelo Torres

Tiene 32 años, nació en la ciudad de Asunción el 12 de octubre de 1985. Actualmente vive en Villa Elisa, está casado y tiene 3 hijos (Amira, Elias y Abigail). Es constructor civil de obras.

Cuenta: “Mi vida fue un poco difícil, soy de las personas que piensan que la perseverancia, el trabajo y el deseo de superación, son lo que hacen y definen a una persona. Soy muy sociable, me gusta conocer gente, compartir culturas, etc”.

Estudió en el colegio Construcciones Civiles: “Por problemas económicos que atravesaba mi familia en ese entonces, tuve que  buscar trabajo, que al mismo tiempo me permitiera estudiar. Así fue que encontré trabajo como Mozo en un bar. Comencé a trabajar de mozo y de día iba al colegio a la edad de 17 años. Mi padre siempre me inculcó que el trabajo era la única manera de salir adelante, es por eso que él siempre me llevaba a trabajar desde los 11 años. Gracias a eso jamás le tuve miedo a ningún tipo de trabajo”.

Empezó en el mundo de la gastronomía nocturna trabajando como mozo: «Una de las profesiones que me enseñó la paciencia y el buen trato hacia los clientes, y sobre todo a estar siempre, pero siempre con un rostro agradable, pues  un compañero siempre me decía “Los problemas se quedan en las puertas del local, de ahí para dentro debemos siempre mostrar un rostro agradable y feliz, los clientes no tienen la culpa de nuestros problemas. El mozo es la cara del lugar, de nosotros depende que cada cliente vuelva”,  y es así».

El golpe más duro de su vida fue cuando falleció su abuela materna, quien la malcriaba: “Siempre me daba abrazos y besos con un amor tan grande. Jamás pensé que dolería tanto que se fuera. No puedo evitar lagrimear cada vez que me acuerdo de ella. Cuando estuve por presentarme frente al jurado de MasterChef, le pedí al cielo, a ella que me ayudara con ese desafío y aquí estoy gracias a ella. Gracias a toda mi familia que me apoya, a mi esposa Martha, a mis hijos, a mis padres y mis hermanos que me alientan a seguir”.

Dice que MasterChef para él es una gran oportunidad, “como digo siempre, demostrar que se puede”.