Participante

Ruthy Ubrán

Conocida por algunos como Ruthy. Tiene 26 años, nació el  6 de octubre en la ciudad de Itauguá, pero se crio casi toda su vida en gran Asunción. Tiene 26 años y actualmente vive en Asunción.

Su familia está conformada por su mamá, su hermana menor que tiene 19 años, la pareja de madre, Carlos – “un muy buen asador y amateur de la cocina”, dice – y su perrita Floppy. “Ellos son los que me acompañan detrás de bambalinas”.

Le gusta la cocina desde que su mamá le regaló una batidora que funcionaba a pila, “en ese entonces también tenía una plantita de poroto manteca. Comencé haciendo tortilla con mi vecina (a eso de los 7 años) y luego de a poco aprendí otros platos tradicionales. Mi abuela materna, Esther, fue una gran inspiración y espero algún día lograr platos tan deliciosos como lo hacía ella”, comenta.

Es egresada de la UNA-FQ de la carrera de Nutrición y de la escuela de Agrónomos AgroParisTech de Magíster en Ingeniería de productos y procesos. “La curiosidad me llevó a conocer el mundo de la ciencia y mi otro amor son los laboratorios de alimentos; sueño con tener uno propio, pero para hacer gastronomía molecular y combinar el amor que tengo por la cocina y la ciencia”, relata.

Habla un poco de inglés y la vida la obligó a hablar francés (dice que alguna vez intentará aprender coreano), en sus tiempos libres le gusta ver monólogos en Francés.

Ama la cocina porque es su método de expresión y porque le encanta comer. “Tengo muchos platos preferidos, como el bibimbap coreano, el arroz chino, el cheese naan hindú, las empanadillas colombianas, los waffles belgas, el helado y la pizza italiana, etc. Así que casi no compro ropas y limito mis gastos para viajar comiendo (risas). Me gusta cocinar de todo un poco y experimentar con platos internacionales, pero mi fuerte es la cocina tradicional y algunos postres”, finaliza.