Resumen del episodio 13 de MasterChef Paraguay

MasterChef Paraguay en su capítulo 13, dejó nuevamente muchas emociones tras una competencia que implicó un arduo trabajo en equipo, una reñida prueba de eliminación y la despedida de un participante muy querido.

El primer desafío tuvo lugar en el Superseis Mburukuyá, donde los cocineros debían formar equipos para la elaboración de 6 tipos de comidas típicas. Los líderes fueron designados por sobresalir en las pruebas del programa anterior, por lo que Alan lideró el equipo Rojo (mejor plato desafío de intercambio de recetas) y Adriana el equipo Azul (mejor plato desafío de la caja misteriosa).

Una vez conformados los equipos, tenían 15 minutos para organizarse y reunir todos los ingredientes necesarios para elaborar las comidas típicas (Mbeju, Pajagua mascáda, Chicharô hu’itì, Chicharô trenzado, Butifarra y Pastel mandi’o) en el Superseis, y una vez en la cocina, el tiempo para la presentación era de 120 minutos.

Finalizado el tiempo, tanto el quipo rojo (Alan, Isabel, Diego y Joseph) y el azul (Adriana, Maria Liz, Luis y Don Arcenio) debían armar las mesas con sus preparaciones y retirarse por un momento para que los invitados y los miembros del jurado hagan la degustación.

Una de las invitadas de la noche, fue Liz Martínez (Chef representante de Knorr) quien brindó varias indicaciones a los equipos durante la preparación de los platos. El otro factor sorpresa, fue que los ex participantes de MasterChef Paraguay, formarían parte de la deliberación, probando las comidas y votando por el equipo que mejor le pareció (esto sin que ninguno de ellos conozca a los integrantes de cada color).

Ya realizada la votación, los participantes volvieron a la cocina, y vivieron un momento de mucha emoción al ver a sus ex compañeros reunidos. Fue un instante único en el que rememorando el día de San Juan, se tomaron un tiempo para compartir.

También se dio lugar a la sorpresa para los ex participantes, quienes se enteraron que uno de ellos puede volver a la competencia en el Repechaje.

El quipo Rojo fue el ganador del desafío, por lo que el quipo Azul debía prepararse para la prueba de eliminación. La misma consistió en preparar “Cupcakes” en 75 minutos, pero antes tuvieron que revelar lo que contenía la caja misteriosa (la batidora KitchenAid, producto estrella de NGO) y utilizarla para preparar sus masas.

Al momento de la degustación y deliberación, la primera en subir al balcón fue Maria Liz, y en el mano a mano final, que fue entre Luis y Don Arcenio, Luis continuo por una semana más en competencia.

Un momento de mucha tristeza para todos, fue lo que dejó esta nueva eliminación, ya que tocó despedir al abuelito de la cocina. El querido Don Arcenio, se despidió de MasterChef Paraguay con la alegría que lo caracteriza y pasó a ser el eliminado número 11.

Recordá que también están abiertas las inscripciones para la 2DA TEMPORADA DE MASTERCHEF PARAGUAY, postulate ingresando a inscripcion.masterchefparaguay.com ¡Tenés tiempo hasta el 6 de julio!