Resumen del episodio 9 de la 3ra temporada de MasterChef Paraguay

Una nueva edición cargada de sorpresas y desafíos en la cocina número uno del País

La inesperada complicación de los tiempos, fue uno de los factores determinantes para la permanencia de los participantes.

Para sorpresa de los competidores, Ricardo, por haber ganado el desafío de la semana pasada obtuvo el beneficio de subir al balcón por órdenes de los miembros del jurado.

Primeramente, cada uno de los participantes debió elegir libremente un plato a cocinar, en el cual debían “crear, innovar y sorprender”, posteriormente pasaron a recoger los ingredientes.

El desafío aún no había comenzado, hasta que Ricardo, quien obtuvo una ventaja en el desafío, finalmente debió bajar del balcón. El mismo, tuvo la responsabilidad de designar el tiempo para cocinar a sus compañeros.

Los 60 minutos fueron para: Andrea, Juliana y Noelia.

Los 50 minutos fueron para: Armando, Ross y Fernando

Los 40 minutos fueron para: Martita, Demian y Perla

Los 30 minutos fueron para: Joaquín, Isaías y Walter.

Pero el camino no fue tan sencillo para Ricardo, ya que los jueces tenían un obstáculo también para él. Colaso le consultó si quién de sus compañeros sería su caballito de batalla, a lo que él respondió “Andrea”.

Grande fue su sorpresa al enterarse que de ella dependería su suerte (si ella logra convencer al jurado, él se salva, en caso contrario, ambos deberán ir a eliminación).

Primero cocinaron los que tuvieron 60 minutos, luego los de 50, posteriormente los de 40 y finalmente los de 30.

La propuesta que se destacó en este desafío fue la de Joaquín, que consistió en Dumplings de cerdo con acompañamiento agridulce, la mejor del desafío.

Finalmente, en el mano a mano del primer desafío quedaron Armando y Andrea. De estos, Andrea fue a eliminación y con ella Ricardo, quien tuvo que bajar del balcón para enfrentarse a sus compañeros en el desafío mencionado.

Para la prueba de eliminación de la noche tuvieron que preparar y presentar  el clásico calzone acompañado de una ensalada fresca y un dressing (adereso) a libre elección. Tuvieron 60 minutos para llevarlo a cabo.

En tal desafío, el mejor plato fue el de Martita que consistió en Calzone margarita, ensalada de rúcula, manzana verde, pepino y nueces, y dressing de vinagreta de aceitunas.

En esta ocasión, quien se despidió de la cocina fue Ña Perla.

¡Reviví ese momento!