Un Alan diferente

En una nueva prueba de eliminación, el participante Alan convenció a los miembros del jurado y fue el primero en subir al balcón.

En el desafío de las “Empanadas” con tres tipos de relleno y masa casera, Alan demostró a los Chefs que aún tiene mucho que ofrecer en la competencia, ya que en el desafío de los Ñoquis, José Torrijos se negó a probar su plato y, en la deliberación, Eugenia Aquino había mencionado que el participante siempre tiene altibajos y no es constante en sus trabajos.

Un esfuerzo de 75 minutos que logró las empanadas más deliciosas en la última prueba de la noche, permitió que Alan pueda seguir una semana más en la competencia de MasterChef Paraguay.

Lo que destaca que, con mucha concentración, esmero y buen control de los tiempos, se pueden lograr excelentes resultados en la cocina.