Un monumento a su infancia

En la caja misteriosa los participantes tuvieron como desafío preparar su plato de infancia.

Una vez más el jurado calificó un nuevo mejor plato, y ésta vez fue la cocinera Isabel, quien por decisión unánime de Rodolfo, Eugenia y José, recibió dicha sorpresa.

Su propuesta fue “Poroto Manteca con Pollo” y la devolución por parte de la Chef Eugenia fue que había hecho un monumento a su infancia, algo muy emotivo.

La participante demostró sentirse muy conforme y feliz, y subió al balcón convirtiéndose en la primera salvada de la noche.

¿Recordás tu plato de infancia?