Vero en la prueba de eliminación

Luego de no convencer al jurado en el primer desafío de la noche, Vero se enfrentó a la temida prueba de eliminación y logró ser la primera en subir al balcón.

Los cocineros tuvieron 60 minutos para preparar y presentar 6 presas de “Pollo frito americano” a los miembros del jurado. Verónica decidió presentar su plato acompañado de una salsa agridulce de miel y naranja que fue del agrado de Rodolfo, Eugenia y José.

Luego de la deliberación, la participante fue la primera en convencer con su propuesta, logrando subir al balcón, superar una dura prueba de eliminación y asegurar su permanencia en la cocina de MasterChef Paraguay por una semana más.

¡Reviví ese momento!